Aceites capilares – ¿qué, cuándo, cómo?

Aceites capilares naturales – seguramente habrás oído hablar de ellos y sabrás que no sólo son populares, sino también increíblemente eficaces. Es cierto. Nada nutre y acondiciona tu pelo de la misma manera que los aceites obtenidos de plantas y semillas.

olejki-do-wlosowCon el uso de los aceites naturales, la lubricación capilar está hecha. Es un tratamiento de belleza muy simple. Lo único que tienes que hacer es aplicar el aceite que prefieras en tu cuero cabelludo, dejarlo reposar un rato y, finalmente, aclararlo con un champú suave. Además, puedes aplicarlo en el pelo y dejarlo aplicado sin aclarar. Sin embargo, ten en cuenta que, en este caso, debes evitar aplicarlo en el cuero cabelludo.

La cuestión más intrigante para las personas que empiezan con la lubricación capilar es elegir el aceite adecuado, el método de aplicación y la frecuencia de uso. ¿Qué clase de aceite será mejor para mí? ¿Cómo usarlo? ¿Con qué frecuencia? ¿Está bien combinar diferentes métodos de lubricación capilar? ¿Quizás sería mejor elegir sólo un método de aplicación y aferrarse a él? Nos gustaría ofrecerte nuestra ayuda.

Al principio de empezar a usar la lubricación capilar, lo primero que debemos aprender es que el mejor método es aquél que permite que el aceite se absorba no sólo en el pelo, sino también en el cuero cabelludo y los bulbos capilares. Dicho tratamiento se lleva a cabo usando aceites naturales de productos cosméticos especialmente diseñados para la tarea. No todos los cosméticos ricos en aceites naturales son adecuados para este ritual. Los productos que contienen parabenos, siliconas, alcoholes monohídricos (los llamados “alcoholes malos”) – incluso si tienen grandes cantidades de aceites naturales – no son adecuados para aplicarlos en el cuero cabelludo. Para una lubricación capilar de varias horas, incluyendo un masaje en el cuero cabelludo, es mejor elegir aceites naturales 100% puros. También puedes elegir cosméticos que indiquen claramente que el producto es adecuado para aplicarlo en el cuero cabelludo (normalmente viene indicado en las instrucciones de uso). Es mejor realizar este tratamiento 1-2 veces por semana.

La regeneración profunda de varias horas con el uso de aceites naturales merece ser mejorada. Para hacerlo, deberías “alimentar” a tu pelo con una porción diaria de aceite. Los aceites naturales funcionan no sólo acondicionando y regenerando. Aplicados en el pelo seco (por ejemplo, por la mañana antes o después de estilizar tu pelo) facilitan la estilización y el peinado, añaden brillo y dejan el pelo bonito. Además, protegen al pelo contra los daños durante todo el día. Por otro lado, los aceites también se pueden aplicar en las puntas como si fueran un serum para protegerlo contra la deshidratación. Este tratamiento de belleza diario fortalece el pelo y se puede hacer usando una amplia variedad de cosméticos. En muchas tiendas online puedes encontrar preparados con mezclas de aceites bien equilibradas. Es aconsejable buscar aquellos que se adapten a la porosidad particular de tu pelo.

Los aceites cosméticos más populares y prestigiosos disponibles en el mercado son:

  • Cabello de porosidad baja – aceite de coco, aceite de babasú, aceite de palma, manteca de karité
  • Cabello de porosidad media – aceite de argán, aceite de macadamia, aceite de almendras, aceite de oliva, aceite de cacahuete
  • Cabello de porosidad alta – aceite de semillas negras, aceite de semillas de uva, aceite de girasol, aceite de lino

Los aceites naturales tienen muchos usos. Además de una lubricación del pelo a fondo durante varias horas, también puedes añadirlos a mascarillas o bálsamos, aplicarlos tras el lavado en el pelo húmedo sin aclarar o en el pelo seco (incluso varias veces al día). Un método de lubricación capilar no excluye a otro. Puedes elegir tu técnica favorita y llevarla a cabo regularmente o combinar dos o tres para asegurar la mejor nutrición, regeneración y protección contra los daños mecánicos y las condiciones climatológicas adversas.
¡Buena suerte!