Lubricación capilar en base a la porosidad del pelo – programación semanal

La lubricación del pelo es un procedimiento extremadamente simple y cómodo. Se puede llevar a cabo en la comodidad de tu hogar. Los aceites usados para la lubricación capilar son las sustancias más valiosas que se pueden aplicar en el pelo. Ningún otro preparado proporciona una regeneración, nutrición y protección tan a fondo. Por eso deberías incluir permanentemente la lubricación capilar en tu cuidado capilar diario.

olejowanie-wlosowHay muchos métodos de lubricación capilar. Por eso, si justo acabas de empezar, puede resultarte un poco difícil elegir la técnica adecuada.

Para facilitar esta tarea y garantizar una regeneración y una protección completas, hemos preparado un programa semanal. Gracias a la utilización de varios métodos de lubricación, tu pelo recibirá los mejores cuidados. Ya tras la primera semana notarás y verás la diferencia en su aspecto.

Sin embargo, antes de conocer tu programa de lubricación capilar semanal, vale la pena aprender qué clase de aceite es adecuado para tu tipo de pelo.

Los aceites naturales están hechos de diferentes partículas. El tamaño de estas partículas determina lo bien que los aceites se adaptan a tu tipo de pelo.

La regla general, en lo que respecta a la selección de los aceites naturales, es que para el pelo muy seco y dañado (porosidad alta) debemos usar aceites diferentes que en el caso de un pelo razonablemente sano con una ligera tendencia al encrespamiento, a la deshidratación y a la pérdida de brillo (porosidad media). También es importante que el pelo sano, grueso y denso que es difícil de estilizar (porosidad baja) reciba un cuidado y una nutrición adecuados para evitar los daños y permitir que los procesos del cuero cabelludo tengan lugar sin interferencias. La porosidad del pelo es fácil de observar. Cuanto más dañado, seco y fino esté el pelo, mayor es la porosidad. Cada tipo de porosidad requiere un tipo de aceite diferente.

CABELLO DE POROSIDAD ALTA – muy dañado y en mal estado. Aceites recomendados: semillas de girasol, semillas de uva, semillas de lino, semillas de calabaza y semillas negras.

CABELLO DE POROSIDAD MEDIA – moderadamente mantenido, sólo ligeramente fino y a menudo debilitado en las puntas. Aceites recomendados: almendras, macadamia, cacahuete, oliva, aguacate y argán.

CABELLO DE POROSIDAD BAJA  – pesado, grueso y sano, que absorbe lentamente el agua y se seca lentamente. Aceites recomendados: coco y babasú.

Conforme te vayas adentrando en el arte de la lubricación capilar, empezarás a ver qué aceites funcionan mejor para tu pelo. También puedes combinar varios aceites para obtener los máximos beneficios en el cuidado de tu pelo.

Lubricación capilar  – programa semanal

1. UNO – DOS VECES A LA SEMANA

Elige uno o dos días a la semana cuando tengas una tarde-noche libre, y relativamente más tiempo por la mañana. Lleva a cabo una lubricación capilar completa durante la noche.

Se trata de aplicar el aceite en el pelo seco o ligeramente húmedo. Aplica el aceite tanto el pelo como en el cuero cabelludo. Además, lleva a cabo un ligero masaje que estimule el funcionamiento de las células cutáneas y mejore la circulación sanguínea. Deja el aceite en tu pelo durante la noche y, por la mañana, lávalo a fondo usando un champú suave. Asegúrate de que el producto limpiador no contenga sustancias que interfieran con los efectos del aceite (por ejemplo, sin el llamado Sodium Lauryl Sulfate o Sodium Laureth Sulfate).
2. VARIAS VECES A LA SEMANA

Esta lubricación capilar debería llevarse a cabo después de cada lavado del pelo. El pelo debería estar húmedo para que el aceite pueda penetrar mejor en el interior de las cutículas. Durante este tratamiento, el producto debe aplicarse sólo en el pelo, sin tocar el cuero cabelludo.

¡Cuidado! Si tu pelo está muy dañado y seco, y tienes miedo de que la primera vez el aceite lo apelmace, puedes aplicarlo en el pelo seco antes de lavarlo. Recuerda que el aceite debe dejarse aplicado entre 15 y 30 minutos.

3. DIARIAMENTE

Cada mañana, antes de salir de casa, cuando te arregles el pelo, aplica unas gotas de tu aceite en las puntas secas. Como resultado, será mucho más fácil de peinar y tu pelo recibirá un cuidado adecuado y brillo. Además, quedará protegido contra las condiciones climatológicas adversas.

¡Buena suerte con la lubricación de tu pelo!